Cortinas de aire en un centro comercial.
Artículos Técnicos

Cortinas de aire: cómo elegir la solución más adecuada

Vie, 04/06/2021 - 08:53

Las cortinas de aire se han convertido en soluciones altamente eficientes para locales comerciales que buscan mantener el ambiente interior y el confort térmico y, al mismo tiempo, evitar la entrada de humo, olores, contaminación o insectos.

Se instalan, generalmente de forma fija y horizontal, en el interior de los locales, sobre puertas o ventanas de grandes dimensiones. Su funcionamiento es muy sencillo. El aire entra por la rejilla de entrada de la máquina, que también actúa como filtro, es comprimido por los ventiladores internos y dirigido a través de la boquilla hacia la puerta abierta. De esta forma, se crea una barrera invisible sobre la puerta que impide la mezcla de ambientes entre interior y exterior.

Es muy común la utilización de las cortinas de aire cuando, por cuestiones referentes a la logística, necesitamos que las puertas permanezcan abiertas durante largos períodos de tiempo. Lugares como locales comerciales, grandes almacenes, hoteles, tiendas y centros comerciales recurren a la utilización de estos mecanismos, especialmente cuando se trata de puertas automáticas ubicadas en lugares de acceso público que están siendo abiertas constantemente.

Para este tipo de casos, una cortina de aire es la solución más inteligente, ya que incide directamente en el ahorro energético al impedir que el calor (o el frío) interior escape al exterior. El ahorro energético en calefacción y refrigeración puede llegar, en el mejor de los casos, hasta el 80%.

"Funcionamiento de las cortinas de aire"

Qué debemos tener en cuenta al instalar cortinas de aire

Aunque su instalación no resulta compleja para los profesionales, sí que conviene realizar un estudio previo y tener en cuenta diferentes factores que nos permitirán ofrecer la alternativa más adecuada en función de las necesidades del local. Una cortina mal diseñada, una máquina con una potencia incorrectamente seleccionada o una instalación mal ejecutada pueden hacer que desaparezcan todas sus importantes ventajas.

Características de la puerta

A la hora de elegir la cortina de aire, uno de los factores que debemos considerar es el tipo de puerta. En primer lugar, la cortina debe tener una anchura superior a la puerta que va a cubrir, de manera que garanticemos su correcto funcionamiento.

Igualmente, debemos asegurarnos de que hay espacio suficiente y que no existen obstáculos para el flujo del aire. Finalmente, para que la cortina funcione, debe emitir el aire a una velocidad adecuada para que cubra toda la altura, desde el difusor hasta el suelo. La velocidad más común suele estar entre 1,5 y 2 m/s.

Por otro lado, en nuestra elección también influirá si su apertura es permanente, manual, automática, etc.

Dirección de descarga

Unido a lo anterior, y en función de cómo sea el acceso, deberemos definir la dirección de descarga del aire.

Generalmente las cortinas de aire están situadas en la parte superior de la puerta y el aire se dirige de arriba hacia abajo. Sin embargo, la descarga también puede ser de un lado hacia otro con la máquina ubicada en cualquiera de los dos lados de la puerta; u horizontal, pero de abajo hacia arriba, con el equipo integrado en el suelo. Esta opción no es muy habitual dada las dificultades que genera para el tránsito, aunque sí se utiliza para algunas aplicaciones de carácter industrial.

Funcionamiento continuo o mediante sensores

Con respecto al modo de funcionamiento, podemos distinguir entre máquinas de funcionamiento continuo, ya sean accionados manualmente o con mando distancia, y los que se activan automáticamente mediante el uso de sensores.

Condiciones ambientales

En situaciones con condiciones climatológicas muy adversas o en las que se producen corrientes de aire muy frío desde el exterior, el funcionamiento de la cortina puede verse afectado y, por tanto, se necesitarán potencias superiores.

Para garantizar un correcto funcionamiento, la instalación puede incorporar sistemas de control y regulación que nos permitan ajustar la velocidad de ventilación en función de este tipo de situaciones. De esta manera, incrementaremos el rendimiento y evitaremos un uso innecesario de energía.

 

Además de todos estos factores, hay otras circunstancias que también influyen y que deberán ser tomadas en consideración para ofrecer la mejor solución: existencia de varias puertas en la misma planta, comunicación entre las diferentes plantas, diseño de la instalación de climatización del local, si optamos por una instalación en superficie o empotrable, si incorpora calefacción para garantizar el confort de los usuarios, etc.

En definitiva, actualmente existen múltiples soluciones para garantizar el confort en locales comerciales de marcas como Kosner o Vortice, pero recuerda que es importante conocer bien las necesidades para seleccionar el equipo y el tipo de instalación más adecuada.