Detección de incendios vía inalámbrica.
Artículos Técnicos

Por qué un sistema inalámbrico en la detección de incendios

Mié, 02/09/2020 - 15:59

Dentro del ámbito de las instalaciones son muchos los sectores que desde hace tiempo ya disponen para su funcionamiento de sistemas inalámbricos seguros, fiables y con unos costes asumibles. En climatización, telecomunicaciones, iluminación… ya existen sistemas de este tipo que aportan confort y seguridad.

En PCI (Protección Contra Incendios) también existen desde hace años, pero hasta ahora, su fiabilidad era limitada y los costes de los equipos demasiado elevados. Esto ha cambiado gracias a la tecnología de conexión en malla, similar a la que se utiliza en sistemas de detección de intrusión.

En este artículo te contamos las ventajas de este tipo de sistemas inalámbricos de detección de incendios.

Alta fiabilidad

Con varias rutas de comunicación, este sistema con tecnología de conexión en malla es capaz de minimizar las interferencias y, por tanto, alcanza una alta fiabilidad que garantiza la protección de los sistemas de detección de incendios instalados.

El sistema de red en malla permite un continuo enlace bidireccional, lo que hace que, en el caso de que un equipo se quede fuera de servicio por un obstáculo o avería, el propio sistema localice al más cercano y mantenga la comunicación estable y segura.

Además, cumple con la norma EN54-25, aplicable para sistemas inalámbricos de detección de incendios y que exige que las rutas de comunicación no sean susceptibles a interferencias que provengan de fuentes externas o propias.

Reducción del tiempo de instalación

Cada vez son más las instalaciones que ocupan espacio en las obras. Los últimos cambios normativos, como el producido recientemente en el Código Técnico de Edificación, están impulsando la instalación de más sistemas, lo que dificulta la tarea de tirar tubo y cable ya que los techos o espacios destinados a instalaciones están saturados.

En esta situación, con bandejas repletas de cables y pasos imposibles por los que meter la línea, se complica la instalación de equipos de protección contra incendios. En esa tesitura, cada vez se hace más difícil poder ofertar con exactitud, pues muchas veces la previsión de cableado y mano de obra a la hora de valorar la instalación no se corresponde con la ejecución real. Y, lógicamente, esto termina provocando discrepancias con el contratista o la propiedad y, en muchos casos, la asunción del sobrecoste por parte del instalador.

Con los sistemas vía radio, el instalador puede acudir a la obra, calcular la cantidad de equipos necesarios y proyectar la ubicación de la central. Nada más. En este caso, llegar el último a la obra ya no supone un problema y el tiempo de instalación se reduce más de un 75%, pudiendo con ello ajustar los costes de mano de obra y calcular con mayor exactitud el presupuesto.

Adaptable a cualquier instalación

Los sistemas de detección de incendios vía radio son la alternativa idónea para la ampliación de una instalación ya existente, para un proyecto urgente o para una ubicación temporal que dentro de un tiempo debe ser desmontada de nuevo.

  • Hoteles, clínicas u hospitales con ocupación que no pueden parar su actividad
  • Locales con pared de piedra donde no se puede colocar tubo visto por estética
  • Espacios móviles, como una obra en su fase de ejecución. Podremos mover los equipos conforme avance su desarrollo, sin más trabajo que quitar la base y volver a montarla en su nueva ubicación.

En resumidas cuentas, son innumerables las diferentes posibilidades que este sistema nos ofrece, siendo versátil y adaptable a cualquier tipo de instalación.

Mayor control sobre la instalación y sus costes

Si nos limitamos a comparar el coste de un equipo vía radio con uno cableado, lógicamente el del primero será superior al del segundo, ya que la tecnología que usa uno y otro son totalmente diferentes y eso repercute directamente en el precio de salida.

Pero no siempre lo menos costoso es lo más rentable. Por supuesto, para cada tipo de obra hay un tipo de producto determinado, pero los sistemas vía radio son la solución perfecta para esas obras urgentes, difíciles de ejecutar o en las que, por la configuración de la zona a proteger, la mano de obra y el material auxiliar van a superar con creces el precio de los equipos de detección.

O, simplemente, en aquellas donde resulta imposible poder ajustar nuestro presupuesto por la cantidad de variables que a la hora de instalar nos podamos encontrar.

Es en estos casos en los que estos sistemas minimizan el factor sorpresa y nos permiten poder tener mayor control sobre la instalación y sus costes.

Disponibilidad

Son varios los fabricantes que están trabajando en el desarrollo de esta tecnología, pero, actualmente, uno de los más fiables y seguros, es el AGILE de NOTIFIER. Lleva dos años en el mercado, con un sistema muy probado y ya funcionando en diferentes instalaciones, aportando una nueva solución a las instalaciones de PCI.

Este sistema ya puede encontrarse en los puntos de venta SALTOKI. Hemos apostado por la innovación y lo hemos hecho acompañados del mayor fabricante de sistemas de detección de incendios del mundo. Esto nos aporta seguridad, garantía de calidad y soporte técnico, para que, en esas primeras instalaciones, nuestro cliente se sienta respaldado y apoyado en todo el proceso de cálculo, diseño, instalación y puesta en marcha.