filtros aire acondicionado de calidad
Artículos Técnicos

La importancia de los filtros para un aire acondicionado más limpio y puro

Vie, 26/06/2020 - 09:03

Las personas cada vez son más exigentes con la calidad del aire interior, ya que esto se asocia al confort, el descanso, la salud e, incluso, la prevención de ciertas dolencias. En este contexto, los instaladores deben estar al día para conocer las nuevas opciones del mercado, ya que los usuarios finales demandan, cada vez más, equipos que permitan alcanzar la denominada “Calidad Adecuada del Aire Interior”.

Para alcanzar esa “Calidad Adecuada del Aire Interior”, se pueden contemplar tres parámetros:

  • Una adecuada temperatura para evitar el estrés térmico.
  • Una adecuada ventilación para evitar la acumulación de partículas contaminantes.
  • Una adecuada eficiencia para evitar un gasto excesivo.

Además, y todavía más en la situación actual, cobra especial relevancia la disponibilidad de elementos que ayuden a purificar el aire, disminuyendo las partículas contaminantes y los patógenos que causan enfermedades.

Hay que tener presente que, si están bien mantenidos, los aparatos de aire acondicionado no son la fuente de partículas contaminantes o de microorganismos. Generalmente las fuentes son la actividad natural de las personas, las emisiones del mobiliario y los materiales de construcción o la contaminación del ambiente exterior. Por eso, los equipos que existen en el mercado incorporan desde hace tiempo sistemas y filtros específicos que ayudan a mejorar la calidad de ese aire.

Eso sí, ten en cuenta que esos sistemas pueden eliminar las partículas contaminantes, pero también pueden reducir el rendimiento del equipo o elevar su consumo si acumulan suciedad, no se mantienen correctamente, no son los apropiados para el uso que vamos a darles o, simplemente, la máquina no está preparada para funcionar con ellos.

En este artículo te contamos hacia dónde se dirige la tendencia en cuanto a filtros y sistemas de purificación de aire interior.

Sistemas para mejorar la calidad del aire

Los equipos de aire acondicionado tratan el aire de los locales disminuyendo su carga térmica. Lo hacen mediante su recirculación a través de las baterías interiores del equipo, que son capaces de disminuir la temperatura del aire y, de este modo, también la del ambiente. Para que esto sea efectivo, es necesario recircular el aire de la estancia por las baterías entre 3 y 5 veces por cada hora de funcionamiento.

Esta recirculación también se puede aprovechar para filtrar las partículas que el aire arrastra o para destruir los microorganismos que pueden estar presentes en él. Para conseguir esta mejora en la calidad del aire interior, los equipos de aire acondicionado suelen disponer de filtros o sistemas de desinfección como los generadores de iones.

Filtros clásicos

Hasta ahora, los filtros más utilizados eran de nylon (el más común y sencillo), metálicos (apropiados para unidades exteriores por su elevada resistencia), de carbón activo (capaces de absorber malos olores) o Hepa (de gran eficiencia gracias a su fibra de vidrio en forma de malla). Siguen siendo los más comunes y los que podemos encontrar en muchos de los equipos existentes en el mercado.

Sin embargo, en los últimos tiempos los grandes fabricantes están tendiendo a crear y patentar sus propios sistemas de filtrado, que van más allá del mero hecho de atrapar el polvo existente en una estancia, que garantizan un aire más limpio y puro y que, gracias a sus avanzadas tecnologías, son capaces de hacer frente a microorganismos patógenos como virus y bacterias.

Algunos ejemplos de este tipo de sistemas que, en muchos casos, se combinan para incrementar su eficacia hasta alcanzar porcentajes cercanos al 100%, pueden ser los siguientes:

Filtro de iones de plata

Este tipo de filtros dispone de un recubrimiento de iones de plata con efecto bactericida que elimina la mayoría de las bacterias presentes en el aire. Además, previene la formación de mohos y hongos, para evitar malos olores en la estancia. Con ello conseguimos un aumento en la calidad del aire respirado y por tanto un impacto directo sobre la salud.

Filtro fotocatalítico

A diferencia de otros productos, estos filtros no acumulan la contaminación, sino que son capaces de destruirla. Esto se debe a la fotocatálisis, un proceso que consigue la aceleración de las reacciones debido al catalizador y que descompone las partículas que lo atraviesan.

Ayudan, por tanto, a la destrucción de partículas de polvo, polen y ácaros, lo que resulta también muy útil para personas que sufran algún tipo de alergia, proporcionando a la estancia un aire limpio y sano.

Generador de iones

Algunos equipos de gama alta, como la Supra Serie A de Kosner y su sistema Air Pure, además de los filtros, disponen de un generador de iones que purifica el aire y que tiene la capacidad de eliminar los virus y bacterias existentes. Se trata de un ionizador de partículas que descompone las moléculas de agua presentes en el ambiente, creando un flujo de iones de hidrógeno y oxígeno.

Los agentes patógenos (virus, bacterias, etc.) se ven rodeados por estos grupos de moléculas, que se encargan de eliminar los átomos de hidrógeno que el virus necesita para sobrevivir. De esta forma quedan destruidos.

Secado de la batería

Junto con los sistemas de tratamiento del aire, algunos equipos incorporan otras características que también contribuyen a la purificación del aire. Entre ellas, la función de secado de la batería. Antes de detenerse, el equipo realiza un procedimiento de secado para evitar que la condensación generada deje húmeda la batería. De esta forma, también se evita el desarrollo o la supervivencia de virus o microorganismos.

 

La tecnología, en cualquier caso, avanza a gran velocidad, máxime en la actual situación, en la que la necesidad de disfrutar de una “Calidad Adecuada del Aire Interior” se ha hecho más importante que nunca. Por ello, poder disponer de información actualizada sobre las mejores tendencias es fundamental para que el profesional de las instalaciones pueda dar respuesta a las necesidades de sus clientes.