Instalación de puntos de carga de vehículo eléctrico en un parking.
Artículos Técnicos

¿Estamos preparados para la irrupción del vehículo eléctrico?

Mar, 18/12/2018 - 09:39

Seguro que en estas últimas semanas habéis oído que el Gobierno está estudiando prohibir la matriculación de vehículos con emisiones de dióxido de carbono a partir de 2040, lo que en la práctica supondría que en muy pocos años todo el parque automovilístico estaría formado por coches eléctricos o movidos por hidrógeno.

Estos cambios normativos conllevarán la necesidad de crear una gran infraestructura de puntos de carga en todo el país, algo que todavía queda lejos de ser una realidad, lo que supone una gran oportunidad para instaladores e ingenierías.

De momento, a principios de octubre el Gobierno ya decretó la eliminación del gestor de cargas, lo que en la práctica supone una liberalización del mercado y un incentivo para la instalación de puntos de carga en aparcamientos públicos, comunidades de vecinos, centros comerciales, hoteles, etc.

Para ponerte al día sobre esta nueva oportunidad de negocio, te damos algunas pistas básicas sobre lo que debes conocer en cuanto a la instalación de puntos de carga de vehículo eléctrico.

 

¿QUÉ TIPOS DE PUNTOS DE CARGA EXISTEN?

Se establecen en función del modo de carga, es decir, en función de la forma en la que el vehículo se abastece de electricidad para rellenar sus baterías. La diferencia entre los 4 modos existentes estriba en el nivel de comunicación entre el vehículo y la infraestructura de carga (y por consiguiente la red eléctrica) y el control que se puede tener del proceso para programarlo, ver el estado, pararlo o reanudarlo.

  • Modo 1. Sin comunicación con la red. Se aplica a una toma de corriente convencional con conector schuko. Utiliza corriente alterna monofásica y su carga de velocidad es muy lenta. No recomendado para ningún vehículo eléctrico.
  • Modo 2. Grado bajo de comunicación con la red. El cable cuenta con un dispositivo intermedio de control piloto que sirve para verificar la correcta conexión del vehículo a la red de carga. Utiliza corriente alterna monofásica y su carga de velocidad es lenta. Solo se recomienda su uso para cargas puntuales o de emergencia.
  • Modo 3. Grado elevado de comunicación con la red. Los dispositivos de control y protecciones se encuentran dentro del propio punto de carga, y el cable incluye hilo piloto de comunicación integrado y control piloto de proximidad. Utiliza corriente alterna monofásica o trifásica, y su carga de velocidad puede ser lenta o semi-rápida. Es el Modo más utilizado en la actualidad y el más adecuado para cargar vehículos eléctricos tanto en residencial como en empresa.
  • Modo 4. Grado elevado de comunicación con la red. Hay un conversor a corriente continua y solo se aplica a carga rápida. Es el Modo indicado para Electrolineras, ya que la conversión se realiza fuera del vehículo y se ahorran problemas de sobrecalentamiento o pérdida de energía.

 

¿CÓMO SE REPARTEN LOS COSTES DE CARGA EN PUNTOS MULTIUSUARIO?

Actualmente la mayoría de los sistemas multiusuario cuentan con una herramienta web que permite la identificación de los usuarios con permiso para cargar. Para repartir los costes entre ellos, el cargador se activa y desactiva mediante una aplicación móvil o al acercar una tarjeta RFID que previamente ha sido dada de alta. Además de bloquear el acceso al punto de carga, este sistema permite discriminar el coste en función del usuario que lo esté utilizando.

Por otro lado, y para evitar sobrepasar la capacidad de potencia contratada, una de las características que incluyen la mayoría de los sistemas es el equilibrado de carga, que distribuye de forma óptima la capacidad de potencia disponible entre todos los vehículos y evita que las estaciones de carga sobrepasen la capacidad del edificio.

vehiculoelectrico_blog3.jpg

 

¿QUÉ INSTALACIONES PRECISAN PROYECTO?

La actual legislación indica qué instalaciones de carga de vehículo eléctrico precisan proyecto.

  • La de aparcamientos que requieren ventilación forzada, cualquiera que sea su ocupación.
  • Las de aparcamientos o estacionamientos que disponen de ventilación natural y cuentan con más de 5 plazas de aparcamiento.
  • Las instalaciones de carga con una potencia superior a 50 kW
  • Las instalaciones de carga situadas en exterior con una potencia superior a 10 kW
  • Las instalaciones en modo 4.

 

¿QUÉ MÁS DEBEMOS TENER EN CUENTA AL REALIZAR UNA INSTALACIÓN?

Aunque para un instalador son cuestiones básicas, es importante no olvidarlas cuando realizamos una instalación de puntos de carga de vehículo eléctrico:

  • Es muy importante la correcta conexión a tierra de los equipos.
  • Se han de conectar adecuadamente los terminales de comunicación.
  • La limpieza del terminal y el cableado reduce el mantenimiento y alarga su vida útil.
  • La conexión a tierra de los equipos debe ser de calidad (inferior a 100 ohmios)
  • Se ha de controlar el correcto cierre y sellado de la carcasa.

 

ASESORAMIENTO PARA LA INSTALACIÓN DE PUNTOS DE CARGA

Conscientes de la importancia que el vehículo eléctrico está adquiriendo, en Saltoki estamos preparados para dar soporte en todo lo referente a la carga de vehículo eléctrico, tanto en soluciones para cualquier instalación como en soporte y asesoramiento. Buena prueba de ello es nuestra reciente colaboración en la construcción del parking con mayor número de puntos de carga de Aragón, para el que hemos suministrado el material de la instalación.

Ubicado en el edificio Trento Max de Zaragoza, dispone de 59 puntos de carga. La obra, impulsada por la promotora Ebrosa, ha sido realizada por ACR, que ha contado para el proyecto con Elesan Instalaciones y Montajes Eléctricos, responsable de la instalación, y con la ingeniería Proyecta 3, con quien hemos colaborado en la búsqueda de la mejor solución de movilidad eléctrica.

Nuestra apuesta por el vehículo eléctrico también se visualiza en varios de nuestros centros, que cuentan con puntos de carga Saltoki, prestando un servicio de carga gratuita para nuestros clientes que disponen de vehículo eléctrico.