Sistema de aerotermia bibloc.
Artículos Técnicos

Diferencias entre sistemas de aerotermia monobloc y bibloc

Jue, 01/09/2022 - 11:43

Desde septiembre de 2020 el nuevo Código Técnico de Edificación (CTE) exige que el 50% de la energía consumida en edificios nuevos de uso residencial privado provenga de fuentes renovables. En esta situación, los sistemas de aerotermia se convierten en una de las alternativas más interesantes para dotar de climatización y ACS a una vivienda mediante una fuente de energía renovable.

Si optamos por un sistema de aerotermia, una de las primeras decisiones que tenemos que tomar es si apostamos por una bomba bibloc con línea frigorífica o por una bomba monobloc con conexiones hidráulicas. En este artículo te contamos las diferencias entre sistemas monobloc y bibloc y te detallamos las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos.

En primer lugar, debes saber que ambas soluciones pueden ser adecuadas y funcionarán correctamente en cualquier situación. Sin embargo, dependiendo del clima, el espacio del que dispongamos, la distancia que existiría entre la unidad interior y exterior o las necesidades que tengamos, resultará más apropiada una opción o la otra.

La principal diferencia entre monobloc y bibloc es el número de unidades de cada uno de estos sistemas. Los sistemas bibloc se caracterizan por contar con una unidad exterior y otra interior dentro de la vivienda, mientras que en la instalación monobloc todos los elementos se integran en un único bloque que debe instalarse en el exterior.

 

"Sistema de aerotermia monobloc"

 

Sistema de aerotermia monobloc o hidrónico

Una única unidad

Una instalación de aerotermia con sistema monobloc se compone de una única unidad para su instalación en el exterior, por lo que son muy adecuadas para unifamiliares en los que el espacio no es un tema tan crítico o para situaciones que requerirían salvar grandes distancias entre la unidad interior y la exterior.

Únicamente hay que dimensionar bien la bomba de agua y la tubería, de manera que podamos separar el depósito de ACS o los equipos interiores de climatización (fancoils, radiadores de baja temperatura, suelo radiante…) a la distancia que necesitemos.

Facilidad de instalación

Dispone de un circuito frigorífico hermético y solo se necesita conectar los tubos de agua de entrada y salida a las instalaciones de ACS y climatización de la vivienda. Por tanto, se necesita más espacio, pero la instalación es más sencilla.

Sin manipulación de gases fluorados

No es necesaria la habilitación por parte del instalador al no haber manipulación de gases. Igualmente, no hay riesgo de fugas, no son necesarias las revisiones para controlarlas y son sistemas más respetuosos con el medio ambiente.

 

Sistema de aerotermia bibloc o de expansión directa

Dos unidades de tamaño más reducido

En el caso de un sistema de aerotermia bibloc o de expansión directa, se requiere la instalación de dos unidades separadas. Por un lado, se precisa una unidad exterior con los ventiladores, el compresor y la válvula de expansión y, por otro, una unidad interior, que estará conectada a través de circuito frigorífico.

La exterior es de tamaño reducido y la interior suele estar diseñada en un formato mural compacto que se integra como un electrodoméstico más de la cocina. Actualmente la mayoría de las marcas existen modelos que incorporan en la unidad interior un acumulador de ACS.

"Sistema de aerotermia bibloc con depósito integrado"

Manipulación de gases fluorados

Las conexiones entre ambas unidades son a través de circuito frigorífico, lo que implica que en su instalación hay que manipular gases fluorados. Por tanto, para simplificar los trámites de la instalación y puesta en marcha, la carga de gas ha de ser inferior a 1,842 Kg en R32, con lo que suele limitarse la potencia a 11 o 12 kW. Ahora bien, algunas marcas como Kosner ya están comercializando máquinas que pueden ofrecer hasta 16 kW con 1,8 kilos de refrigerante R32.

Instalación en pisos

Este tipo de instalación es idónea para instalaciones individuales de pisos en altura, ya que la unidad exterior es más pequeña. Además, la instalación de la interconexión resulta muy fácil al utilizarse tubo de cobre para el gas refrigerante.

En definitiva, ambas opciones pueden ser igualmente válidas, y hay que tener en cuenta que en ambos casos son ideales para aumentar el ahorro energético.