Instalación plato de ducha
Artículos Técnicos

Consejos para la instalación de un plato de ducha

Lun, 18/10/2021 - 09:41

Una de las tareas más habituales a las que debe enfrentarse el profesional de la reforma es la sustitución de una bañera por un plato de ducha. Sea cual sea el material del plato, para hacer la instalación correctamente y que no nos dé problemas en el futuro, conviene siempre atender a las recomendaciones del fabricante y seguir los pasos adecuados en el montaje que garanticen un funcionamiento óptimo para el usuario final.

En este artículo os contamos cómo ejecutar correctamente la instalación de un plato de ducha de piedra natural, uno de los materiales más demandados en la actualidad, aunque muchas de estas recomendaciones también son aplicables a los de resina.

Lógicamente, y antes de proceder a la instalación, es necesario asegurarse de que la red de desagües funciona correctamente y de que no existen desperfectos o defectos en el plato. Y, en segundo lugar, debemos decidir si optamos por una instalación enrasada, en superficie o elevada, las tres posibilidades que nos ofrecen los platos de ducha de piedra natural.

A continuación, debemos seguir los siguientes pasos, tal y como nos explica el fabricante Stillo en este video.

Transporte y desembalaje

Se recomienda transportar el plato de ducha en posición vertical y sujeto para evitar caídas. Una vez desembalado, podemos utilizar el cartón cortado para la protección del plato durante los trabajos posteriores de la obra.

Preparación de la base

Debe ser de mortero y encontrarse perfectamente nivelada, seca y plana, para asegurar el mejor contacto con el plato. Hay que dejar previsto el espacio necesario para el sumidero y para la instalación de desagües y tuberías, con sus correspondientes pendientes. La distancia máxima entre el perímetro de la válvula y el hueco de mortero sobre el que se alojará no debe superar los 3 centímetros.

Montaje del sumidero

Una vez preparada la base, colocaremos el sumidero y lo conectaremos a la red de saneamiento. Comprobaremos que desagua correctamente y que no se producen ni estancamientos ni fugas. Imprescindible que la tubería (mínimo 40mm de diámetro) tenga la pendiente necesaria para su correcta evacuación.

Colocación del plato de ducha

Procederemos a la colocación del material de agarre, ya sea cemento cola flexible blanco o masilla polimérica. Dejaremos un espacio de 5 milímetros entre el canto del plato y el revestimiento para posibles dilataciones y lo sellaremos con masilla polimérica. Tras verificar el nivelado, fijaremos el sumidero y la rejilla y ya podremos colocar el revestimiento, montando un mínimo de 8 milímetros sobre el plato y sellando con silicona neutra.