Saltoki Chimeneas Consejos
Artículos Técnicos

Chimeneas: 10 consejos para no jugar con fuego

Vie, 09/11/2018 - 09:46

Tenemos el invierno encima y comienza la temporada de instalación y mantenimiento de chimeneas. Para evitar riesgos y garantizar la seguridad, el Gobierno de Navarra ha lanzado una campaña bajo el lema “No juegues con fuego, disfruta de él”. Va dirigida al particular, pero en sus útiles consejos también hay información relevante para los profesionales, ya sea para ejecutar correctamente el trabajo como para que recordemos a los clientes lo que deben y lo que no deben hacer con sus chimeneas.

1. Solo con profesionales. La campaña incide en la necesidad de contratar las reformas con profesionales que garanticen que la instalación es segura y que cumple con la normativa.

2. Comprobación del aislamiento. El profesional debe comprobar que la chimenea está aislada y que cumple todos los estándares de calidad. Recuerda que el tiro o conducto de evacuación de los humos puede atravesar forjados y cubiertas que deben estar perfectamente aislados del calor.

3. Mantenimiento periódico. Al arder, la madera destila una serie de aerosoles que se van depositando en el conducto y que forman una costra llamada creosota. Una chimenea con alto nivel de creosota puede provocar un foco de ignición, por lo que debe realizarse un deshollinado todos los años si la chimenea tiene un uso frecuente.

4. Limpieza con un profesional. La campaña aconseja realizar habitualmente inspecciones sencillas del tiro de las chimeneas para comprobar su estado, pero para las labores de limpieza recomienda contar con un profesional que pueda acometer trabajos en altura con los medios de seguridad adecuados.

Aunque la campaña no lo advierte, también es importante tener en cuenta que en el caso de instalar estufas de pellets, la chimenea no debe ser pintada sino vitrificada.

Además de estas recomendaciones relacionados con el trabajo del profesional, la campaña recoge algunos consejos para realizar un uso adecuado de las chimeneas. Cuando realices una reforma o una instalación, no olvides recordárselos a tus clientes.

5. Evitar sobrecargas de leña. Una emisión de calor excesiva aumenta el riesgo de generar un foco de ignición en algún punto del tiro.

6. Mejor maderas secas y duras. Generan menos creosotas y tienen mayor poder calorífico que las húmedas.

7. Zona de seguridad. No debe colocarse cerca del fuego, material combustible (muebles, alfombras, ropa húmeda...). Son preferibles las chimeneas con puerta, que evitan el salto de chispas que pueden prender en la estancia.

8. Ventilación. La combustión consume oxígeno y además, si el flujo de aire a través del tiro no es el adecuado, el nivel de monóxido de carbono puede aumentar peligrosamente.

9. Apagado del fuego. Aunque parezca obvio, apagar el fuego completamente es fundamental.

10. Detector de incendios. Es una excelente medida de precaución para detectar a tiempo el inicio de un incendio.